Comentario sobre 1 Timoteo 2:9


Del libro Comentario al Nuevo Testamento: 1 y 2 Timoteo y Tito, por William Hendriksen


1 Timoteo 2:9:

Igualmente, que las mujeres se adornen con traje adornado de modestia y buen juicio.
  
La palabra igualmente muestra que Pablo está continuando sus observaciones en relación con la conducta en el culto público. Así como los hombres deben hacer los preparativos necesarios, de modo que con corazón apercibido y sin disposición previa hacia el mal “vayan a la iglesia”, capaces de levantar manos santas, así también las mujeres deben dar evidencia de si mismo espíritu de santidad, y deben mostrar esto cuando todavía están en casa, preparándose para asistir al culto.

Entonces, deben “adornarse con traje adornado”. Para reproducir la aliteración del original habría que usar dos veces la palabra adorno. Reconocemos que la aliteración no siempre puede reproducirse sin cambiar el sentido del original. En este caso, sin embargo, podría retenerse en la traducción pero a fuerza de que parezca redundancia. Tales referencias son de poco valor cuando el adjetivo modifica un sustantivo que no se refiere a carácter sino a un “vestido”. En este caso, el sentido más literal “adornado” se impone por sí mismo. Entonces las mujeres deben adornarse con traje adornado, esto es decoroso.

Por lo tanto, es claro que el apóstol no condena el deseo de muchachas y mujeres — deseo puesto en sus almas por su Hacedor — de adornarse, de ser “de buen gusto”. Pero si el vestido de la mujer ha de ser verdaderamente tal cosa, debe expresar modestia y buen sentido. Por eso Pablo escribe: “con traje adornado con modestia y buen juicio”. Modestia indica un sentido de vergüenza, temor de traspasar los límites de la decencia; por eso, reserva propia. La palabra siguiente, que hemos traducido buen juicio, significa literalmente pureza mental. Al vestirse para ir a la iglesia las mujeres deben poner en práctica el sentido común. Deben vestirse con un atavío sensato. No deben tratar de exhibirse, de “causar furor”, usando ropa llamativa como para que las demás sientan envidia de ellas. Debieran adornarse, sin duda. No tienen que resistirse a la moda, salvo que una moda específica sea inmoral o indecente. No deben tener un aspecto pasado de moda, estrafalario o excéntrico. Deben recordar siempre que a veces el corazón orgulloso se esconde tras una máscara de pretendida modestia. Eso también es pecado. Hay que evitar cuidadosamente los extremos. Eso es lo que implica el “buen juicio”. El vestido debe expresar la modestia interior y la sana perspectiva de la vida, la perspectiva cristiana. Aplicado a nuestro tiempo y era, esto significa que las famosas líneas de Pope deben ser consideradas con cuidado. Contienen materia de reflexión:

No seas la primera en probar lo novedoso, ni la última en abandonar lo que es añoso.

Ahora bien, adornarse con vestido adornado de modestia y buen juicio significará que la mujer no se adornará con trencillas y oro, ni con perlas o vestidos costosos.
Pablo ha sido criticado severamente por estas palabras, como si no quisiera que los miembros del bello sexo tengan la mejor de las apariencias. Se ha señalado: “¡Pensar que aun se opone a las trencillas! ¿Qué tienen de malo?” Sin embargo, esas críticas son injustas totalmente. La misma combinación de la palabra “trencillas” con “oro o perlas o vestidos costosos” debiera bastar para informar al lector que el apóstol está pensando en el pecado de la extravagancia en el adorno exterior. En cuanto a las “trencillas”, no es el sentido que bajo cualquiera y ante toda circunstancia las mujeres de todas las generaciones futuras están bajo la prohibición de usar el cabello trenzado. De ningún modo. Deben tenerse presentes los siguientes puntos:
  1. Considerando el contexto (véase v. 10) Pablo quiere decir esto: La mujer cristiana debe comprender que su verdadero adorno no es de peluquería o joyería, o de un atavío espléndido o algo por el estilo, sino algo más, que el apóstol está por mencionar, a saber, el hacer buenas obras que son el fruto del carácter que ha sido transformado por el Espíritu Santo.
  2. Pero, ¿qué de estas trencillas que eran populares en el mundo del tiempo de Pablo? No se fijaban en gastos para hacerlas deslumbrantes. Realmente resplandecían. Las trenzas se sostenían con peines de carey enjoyados, o por medio de broches de marfil o plata. O eran alfileres de bronce con sus cabezas enjoyadas, mientras más variados y caros, mejor. Las cabezas de los alfileres con frecuencia eran imágenes en miniatura (un animal, una mano humana, un ídolo, la figura femenina, etc.). En aquellos días, las trencillas con frecuencia costaban una fortuna. Eran un artículo de lujo. La mujer cristiana está ante la advertencia de no ceder a tales extravagancias.
Igualmente, la mujer que es creyente debe tratar de no hacerse notar mediante una vana exhibición de ornamentos de oro. Además, no deberá anhelar las perlas, obtenidas (en aquel tiempo) en el Golfo Pérsico o en el Océano Indico. Con frecuencia tenían precios fabulosos y estaban fuera del alcance del poder comprador del promedio del miembro de la iglesia. A fin de obtener una perla de gran precio, un mercader tendría que vender todas sus posesiones (Mt. 13:46). Sin embargo, alguien que vivía en los tiempos de Pablo dijo: “He visto a Lolia Paulina (esposa del emperador Calígula) cubierta con esmeraldas y perlas que brillaban sobre su cabeza, cabello, oídos, cuello y dedos, con un valor superior al de un millón de dólares”.

La mujer de fe no (o no debiera, por lo menos) anhelar vestidos costosos, por ejemplo un vestido caro y ostentoso. La túnica o manto usado por las damas se parecía a la toga del hombre. Sin embargo, era producto de una artesanía más fina y se caracterizaba por una ornamentación más rica, y una mayor variedad de colores.

El exhibicionismo vano de parte de la mujer era y es ofensivo a lo que es mejor en el gusto oriental. Lo que es más importante, también ofende al Creador. En una mujer que profesa ser creyente, esa búsqueda del culto a la belleza y el adorno personal es do-blemente impropia. Ofende al Creador y al Rendentor. Véase también Is. 3:16-24 y 1 P 3:3,4. Aunque es siempre incorrecto, es más reprensible en una mujer que se está preparando para ir a la iglesia; porque el vestido ostentoso malamente cuadra con el corazón contrito y humillado, el corazón que agrada a Dios en el servicio de la Palabra y los sacramentos.

10“Quiero, pues, que… las mujeres se adornen… no con trencillas y oro, perlas o vestidos costosos, sino — como es propio de mujeres que profesan ser temerosas de Dios — (que se adornen) por medio de buenas obras.

El adorno genuino de la mujer se logra por medio de la realización de buenas obras (cf. 1 Ti. 6:11,18; 2 Ti. 2:22; 3:17). La divina gracia da existencia al árbol de la fe en que se producen estas buenas obras como tantos otros frutos. Esa es la doctrina del apóstol tanto aquí en las Pastorales (Tit. 2:11-14; 3:4-8) como en otros lugares (Gá. 5:22-24; Ef. 2:10). Ahora bien, lo apropiado para la mujer es que se adorne por medio de buenas obras, por cuanto profesan ser temerosas de Dios. Literalmente, Pablo dice: “que profesan temor-de-Dios”. El verbo traducido profesan tiene el sentido básico de transmitir un mensaje en voz alta, claramente; y de allí, proclamar. Dicha proclamación puede ser en la forma de una promesa o de una profesión; generalmente la primera (Mr. 4:11; Hch. 7:5; Ro. 4:21; Gá. 3:19; Tit. 1:2; Heb. 6:13; 10:23; 11:11; 12:26; Stg. 1:12; 2:5; 1 Jn. 2:25), pero aquí y en 1 Ti.6:21 se aplica el segundo sentido. El sustantivo traducido lit, temor de Dios (véase LXX: Gn. 20:11) no aparece en otro lugar en el N.T.; pero véase el adjetivo en Jn 9:31.

Toda la idea nos recuerda de inmediato 1 P 3:3,4: “Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios”.

Soli Deo Gloria


bY LeMS

15 comentarios:

  1. Si se saca una analogía aplicada hoy dia, la mayoría de las mujeres incumplen esa ley.

    ResponderBorrar
  2. Amen me gusta este estudio

    ResponderBorrar
  3. Tengo 15 años soy mujer quiero servir a Dios pero me gustan los aretes collares etc es malo eso delante los ojos de Dios!..

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Creo que la respuesta a su pregunta esta en la publicación:

      "Por lo tanto, es claro que el apóstol no condena el deseo de muchachas y mujeres — deseo puesto en sus almas por su Hacedor — de adornarse, de ser “de buen gusto”. Pero si el vestido de la mujer ha de ser verdaderamente tal cosa, debe expresar modestia y buen sentido. Por eso Pablo escribe: “con traje adornado con modestia y buen juicio”. Modestia indica un sentido de vergüenza, temor de traspasar los límites de la decencia"

      Saludos

      Borrar
    2. HOLA BELLA NIÑA. SE TRATA DE LA INTENCIÓN DE TU CORAZÓN AL USAR ESTAS PRENDAS. SI TU MOTIVACIÓN ES LUCIR HERMOSA EN APARIENCIA CON ESTAS COSAS, PARA LLAMAR LA ATENCIÓN DE OTROS, PARA AUMENTAR TU EGO Y EXTRAVAGANCIA, PARA DEMOSTRAR QUE ERES LA MAS LINDA Y MEJOR VESTIDA, PARA QUE TODOS TE MIREN Y LLAMAR LA ATENCIÓN CON TU ATUENDO Y APRENDAS, Y TE ENCANTA QUE TODO VOLTEEN A MIRARTE, PUES DEBES EXAMINAR TU CORAZÓN. PERO LO QUE EL SEÑOR NO QUIERE ES QUE SUS HIJAS CEDAN A LA EXTRAVAGANCIA Y AL LUJO, AL SER ESCLAVAS DE LO MATERIAL, ANTES DEBEMOS SER ATRACTIVAS POR NUESTRAS BUENAS OBRAS SINCERAS Y PIADOSAS, QUE SON EL FRUTO DE UN CORAZÓN TRANSFORMADO POR EL ESPÍRITU SANTO DE DIOS HIJITA. DIOS NO ESTÁ ENSEÑANDO QUE NO NOS VISTAMOS A ARREGLEMOS, SINO QUE NO TENGAMOS MOTIVACIONES ERRADAS AL HACERLO. SÍGUEME EN MIS REDES COMO @VESTIGIOSENELCORAZON Y EN MI BLOG VESTIGIOSENELCORAZON.BLOGSPOT.COM, TENGO ARTÍCULOS SOBRE CÓMO DEBE VESTIR UNA MUERES CRISTIANA. BENDICIONES.

      Borrar
    3. No mi niña...hay denominaciones en las que no se permiten basados en que en un tiempo fueron señal de esclavitud... Otros se basan en el texto donde Jacob les dice a las mujeres de su casa que se quiten los zarcillos porque irían a adorar a Dios, esto es en señal de humildad .. aunque en la vida diaria sí los usaran... igualmente, cuando vamos al Templo, vamos adecuadamente vestidas... Según los reglamentos basados en la biblia, sin embargo en nuestra vida diaria, de trabajo y social, podemos usar adornos siempre y cuando nuestra vestimenta sea decorosa que no invite a la lascivia y al morbo, cuidando nuestros escotes, un largo prudente de falda y si se usa pantalón...que sea prudente.. holgado...que no marque las partes nobles...con decoro. Con prudencia y pudor...es sentido común y buen juicio...
      Si vamos a una fiesta donde todas las hermanas y las inconversas irán vestidas con elegancia y vestidos lindos. También podemos usarlos.. siguiendo los mismos parámetros del decoro y pudor 🤗❤️

      Borrar
  4. Dios dice los que son amigos del mundo son enemigos de Dios, por el cual nosotros tenemos que ser diferentes al mundo, porque si vemos como se visten las jovenes del mundo ellas usan aretes, collares,y otras cosas mas.
    Nosotras tenemos que ser diferentes y eso agrada a Dios como dice tambien su palabra tenemos que ser luz.

    ResponderBorrar
  5. Livia 12/04/2019

    Dios nos ha dado sentido comun y sabemos reconocer perfectamente que significa verse piadosamente o como una mujer virtuosa.
    Cada una de nosotras sabemos que si nos ponemos vestidos que ensenamos todas nuestras partes del cuerpo muy apretados ... sera que nos vemos piadosamente ? o si somos nos adornamos con prendas , maquillajes estravagantemente, nos veremos modestamente?
    Debemos vernos en el espejo siempre agradando a Dios , un pueblo elegido, diferente al como visten las del mundo.

    ResponderBorrar
  6. Creo que con todas estas respuestas,alejarán a esta niña de tomar la decisión de seguir a Cristo,no tiene nada de mal los aretes,collares ,anillos,o vestirse a la moda, lo que vale es como tenemos el corazón para Amar a Dios, de lo demás se encarga el Señor, el nos irá sacando lo que estorba en el camino.

    ResponderBorrar
  7. El evangelio hay que predicarlo completo no para agrandar a los hombres sino a Jehová Dios

    ResponderBorrar
  8. El problema no está en el vestir sino en el corazón el mismo Dios vistió con sarcillos brazaletes y collares a Jerusalén pero ella tenía problemas en el corazón Santa Biblia Reina Valera 1960 - Ezequiel 16
    1
    Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:
    2 Hijo de hombre, notifica a Jerusalén sus abominaciones,
    3 y di: Así ha dicho Jehová el Señor sobre Jerusalén: Tu origen, tu nacimiento, es de la tierra de Canaán; tu padre fue amorreo, y tu madre hetea.
    4 Y en cuanto a tu nacimiento, el día que naciste no fue cortado tu ombligo, ni fuiste lavada con aguas para limpiarte, ni salada con sal, ni fuiste envuelta con fajas.
    5 No hubo ojo que se compadeciese de ti para hacerte algo de esto, teniendo de ti misericordia; sino que fuiste arrojada sobre la faz del campo, con menosprecio de tu vida, en el día que naciste.
    6 Y yo pasé junto a ti, y te vi sucia en tus sangres, y cuando estabas en tus sangres te dije: ¡Vive! Sí, te dije, cuando estabas en tus sangres: ¡Vive!
    7 Te hice multiplicar como la hierba del campo; y creciste y te hiciste grande, y llegaste a ser muy hermosa; tus pechos se habían formado, y tu pelo había crecido; pero estabas desnuda y descubierta.
    8 Y pasé yo otra vez junto a ti, y te miré, y he aquí que tu tiempo era tiempo de amores; y extendí mi manto sobre ti, y cubrí tu desnudez; y te di juramento y entré en pacto contigo, dice Jehová el Señor, y fuiste mía.
    9 Te lavé con agua, y lavé tus sangres de encima de ti, y te ungí con aceite;
    10 y te vestí de bordado, te calcé de tejón, te ceñí de lino y te cubrí de seda.
    11 Te atavié con adornos, y puse brazaletes en tus brazos y collar a tu cuello.
    12 Puse joyas en tu nariz, y zarcillos en tus orejas, y una hermosa diadema en tu cabeza.
    13 Así fuiste adornada de oro y de plata, y tu vestido era de lino fino, seda y bordado; comiste flor de harina de trigo, miel y aceite; y fuiste hermoseada en extremo, prosperaste hasta llegar a reinar.
    14 Y salió tu renombre entre las naciones a causa de tu hermosura; porque era perfecta, a causa de mi hermosura que yo puse sobre ti, dice Jehová el Señor.
    15 Pero confiaste en tu hermosura, y te prostituiste a causa de tu renombre, y derramaste tus fornicaciones a cuantos pasaron; suya eras.
    16 Y tomaste de tus vestidos, y te hiciste diversos lugares altos, y fornicaste sobre ellos; cosa semejante nunca había sucedido, ni sucederá más.
    17 Tomaste asimismo tus hermosas alhajas de oro y de plata que yo te había dado, y te hiciste imágenes de hombre y fornicaste con ellas;
    18 y tomaste tus vestidos de diversos colores y las cubriste; y mi aceite y mi incienso pusiste delante de ellas.
    19 Mi pan también, que yo te había dado, la flor de la harina, el aceite y la miel, con que yo te mantuve, pusiste delante de ellas para olor agradable; y fue así, dice Jehová el Señor.


    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Wow Mil Gracias es la mejor respuesta Dios le bendiga 🙏

      Borrar
    2. Excelente esto se refiere a israel

      Borrar
  9. Yo pienso que todo tiene su tiempo, el único que juzga es Dios y corrige todo lo malo que tenemos... Me he dado cuenta que todos esos hermanos que les encanta hacer él Papel de Dios de Juzgar, son los mas sucios de Corazón, les falta un Mundo para tener ese Corazón humilde que quiere Dios... Juzgando no ganan Almas para Dios sino apartarlos aun más!!! Demosles la oportunidad a las personas a recibirse y a conocer de las Palabra por ellos mismos y en él Camino veremos él resultado... Enseñemos con Humildad, Amor, Paciencia y con buenos testimonios.

    ResponderBorrar
  10. El usar collares y maquillaje es como decirle a Dios que se equivocó en como te creo. Si Dios viera que fuese necesario los maquillajes y los aretes el mismo no los hubiese puesto. Pero recordemos que en génesis capitulo 1 al final dice que Dios terminó de hacer su obra y vio que todo era bueno, entonces así como somos Dios nos ama y eso importa, porque si buscabas agradar a tu esposo y no a Dios, nuestra vista no es espiritual, somos el templo de Dios y hay que cuidarlo de contaminarse en este mundo perverso, nosotros debemos ser diferente a los del mundo, para eso nos llamo Dios . Ser santos porque yo soy santo. No se nos olvide que somos hechura suya. Bendiciones 🙏

    ResponderBorrar

Comentar

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
“Cualquier hombre que piensa que es cristiano y que ha aceptado a Cristo para la justificación sin haberlo aceptado al mismo tiempo para la santificación, se halla miserablemente engañado en la experiencia misma”

Archibal A. Hodge

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------