Estudio # 5, Los Sacramentos;

El Significado del Bautismo:

Por Pbro. David Legters
Seminario San Pablo
Merida, Mexico

II- Su Significado(Simbolismo del Bautismo)

2.1- El bautismo con el Espíritu Santo: 

El N.T. habla de dos "bautismos” en la vida de la iglesia: uno con agua, y uno con el Espíritu Santo. Más bien, serían dos aspectos del mismo bautismo como vemos en el siguiente esquema: El bautismo: real, ritual
característica: interno, externo
valor: verdadero, simbólico
elemento: el Espíritu Santo, el agua
el que bautiza: Jesucristo, un ministro
le da su validez: el llamamiento eficaz, arrepentimiento y fe
resultado:la adopción¬ a la familía de Dios, la membresía en la iglesia

El bautismo con agua simboliza, o representa en forma actuada, que el Espíritu Santo ha caído sobre la persona a la que se bautiza. En el caso de adultos, se trata de bautizar con agua a los que ya fueron bautizados con el Espíritu Santo. De modo que hay una relación muy íntima, o sea, una unidad fundamental entre el bautismo con agua y el bautismo con el Espíritu Santo (Hch 10:44-48). 

Ver Ez 36:25-28. Aquí en un mismo pasaje se habla del rociamiento con agua, y de la ve-nida del Espíritu que cambia el corazón. Entonces, el bautismo externo (con agua) representa una realidad interna (venida del Espíritu). No representa la muerte, sepultura y resurrección sino representa en primer lugar, nada menos que el bautismo con el Espíritu Santo. Indica que el Espíritu Santo ya vino sobre la persona;...ya la regeneró, ya la adoptó, ... ¡ya la salvó! 

Cuando Dios me bautiza con el E.S, entonces Dios me da vida nueva, me cambia el corazón de piedra a un corazón de carne, me llama eficazmente, me levanta de mi condición de muerto en mis pecados y me pone en capacidad de abrazar a Cristo por fe. En fin...¡me convierte! (ver Tito 3:3-5). Por eso, sí me uno a Cristo en su muerte, sepultura y resurrección. Pero lo hago porque el Espíritu Santo ya ha sido derramado sobre mí. Por eso hago lo que ahora hago en Cristo. 

2.2- Lavamiento (limpieza, purificación): 

Ez. 26:35 indica que el agua que esparce Dios sobre nosotros es la que nos limpia de toda inmundicia. En Jn 7:39, Jesus explica que el agua que él da es realmente el Espíritu Santo.El agua es buen símbolo para el Espíritu Santo, por dos razones: a)- ambos dan vida; y b)- ambos limpian. 

a)- Como las corrientes de agua simbolizan la vida abundante que viene de Dios (Is 55: 1; Jer 2:13; Ez 47:1-9; Ap 22:1-2), así el Espíritu Santo es el que da vida al hombre (Rm 8:6-11; Gál 6:8). Is 44:3 hace claro el simbolismo,"Yo derramaré aguas sobre el sequeda y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu genera¬ción, y mi bendición sobre tus renuevos." 

b)- Como el agua sirve para limpiar suciedad (Ez 16:4; Mt 15:2; Hb 10:22 etc) así es el Espíritu Santo quien limpia el corazón (Tito 3:5, 1 Cor 6:11). Ver Hech 22:16: "Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre". 

Técnicamente, es la sangre de Cristo la que limpia de todo pecado (Heb 9:14; 1 Jn 1:7; Ap 1:5c); pero el Espíritu Santo aplica esa sangre a nuestra vida; o sea, aplica a los elegidos los beneficios de la obra redentora de Jesús. Limpieza... santidad... purificación. Requisitos para estar en la presencia de Dios. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos... 

2.3- Señal del pacto: 

La Biblia enseña un solo pacto de gracia desde Adán hasta Cristo. Sólo hay una manera de obtener la salvación en todas las épocas: es por gracia, por medio de la fe. En el A.T. se anticipaba la persona y la obra salvífica de Jesús mediante ritos y otras figuras externas. En el N.T conmemoramos esa obra de Jesús y la aplicamos a nuestra vida. Simplemente no hay otro mediador del pacto, sino sólo Jesús. No hay otra sangre que limpia, sino sólo la de Jesús. El A.T. y el N.T.: 2 administraciones, pero un solo pacto de gracia. Por eso, sólo hay un evangelio para todos (Hechos 13:32-33). 

Al entrar en este pacto con Dios (o sea, al aceptar uno los términos que él soberanamente nos ofrece), se da una señal, la "señal del pacto" (ver Gén 17:9-14), que le da el derecho a ser miembro del pueblo de Dios con todo lo que ello implica (Ex 12:48; Rom 4:11). En el A.T. la señal del pacto era la circuncisión; en el N.T. es el bautismo (Mc 16:16; Hch 2:38; 8:12, 36-37; 18:8). Pablo dijo en Ef. 4:5, que sólo hay "un Señor, una fe, un bautismo". En Col 2:11-13, Pablo practicamente identifica el bautismo que ahora practicamos con el rito antiguo de la circuncisión. 

El bautismo, pues, es el sello externo del pacto de la gracia que Dios hace con nosotros en el nombre y por la mediación de Cristo, y solamente por él. Es por decirlo así, la puerta de entrada a la Iglesia visible de Cristo, por lo cual todo aqual que de veras cree en Cristo como su Salvador y está arrepentido de sus pecados, para entrar a formar parte de la Iglesia de Cristo, debe ser bautizado (1 Cor. 12:13; Hech 2:41; 10:47-48; 16:31-33). Es un solemnísimo compromiso que hace quien lo recibe, de ser de Cristo por toda su vida. (Tomado del Cat. Men. Explic. de Ezeq. Lango, p 153.) 

2.4- Unión con Cristo: Gál 3:27, "Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos". 

Cuando la Biblia habla de estar bautizado en alguien, quiere decir que la persona bautizada se identifica con aquella persona; o sea, unen sus vidas y destinos. Por ej: 

a)- I Cor 10:1-4. Aquí Pablo hace una comparación entre los corintios y los israelitas del tiempo de Moisés. Todos los israelitas pasaron por la prueba y la liberación del éxodo, en virtud de haber confiado en su líder Moisés Lo dice Ex 14:31: que después de haber cruzado el Mar Rojo y haber sido salvados por el Señor de la mano de los egipcios, "vio Israel aqual grande hecho que Jehová ejecutó contra los egipcios; y el pueblo temió a Jehová, y creyeron a Jehová y a Moisés su siervo". 

Lo importante es entender el verso 2: todos "en Moisés fueron bautizados". Ese bautismo, claro, no fue por inmersión, pues los sumergidos fueron los egipcios, que murieron ahogados. Dice Pablo que fueron bautizados en la nube y en el mar. Pero sabemos que pasaron por el mar ¡en seco! Simplemente quiere decir que tuvieron un líder (Moisés), y tuvieron que creer en él. Su suerte dependia de la suerte de Moisés. 

Estaban ligados...identificados...unidos. Así sucede con el que se bautiza en Cristo, o "en el nombre de Jesús". Indica que cree en él a tal grado que se identifica con él, y une sus intereses y su destino a los de él.
b)- Rom 6:3-7, y Col 2:11-13. Nuevamente se trata del EFECTO del bautismo y no su modo. Si nos bautizamos en Jesús, significa que nos unimos a él en su muerte, resurrección, e inclusive en su ascensión. Donde esté Jesús, ahí estoy con él. ¡Estamos UNIDOS!

bY LeMS

1 comentario:

  1. En las siguientes páginas estudiares enseñanzas del bautismo del Espíritu Santo, a los que se refieren, entre otros, los siguientes textos bíblicos. En la Biblia también se lo llama de otras maneras, como: Ser llenos del Espíritu Santo, el don del Espíritu Santo, la promesa del Padre, poder de lo alto, y así por el estilo. Pero nosotros lo llamaremos el bautismo del Espíritu Santo en este estudio:

    - (Mt 3:11) Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.

    - (Hch 1:4-5) Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí. Porque Juan ciertamente bautizó con agua, más vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.

    - (Hch 11:15-17) Y cuando comencé a hablar, cayó el Espíritu Santo sobre ellos también, como sobre nosotros al principio. Entonces me acordé por lo dicho por el Señor, cuando dijo: Juan ciertamente bautizó con agua, más vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo. Si Dios, pues, les concedió el mismo don que a nosotros que hemos creído en el Señor Jesucristo, ¿quién era yo que pudiese estorbar a Dios?

    La Biblia no habla mucho sobre esto, pero era muy importante en la vida de los discípulos: Sin eso, sus ministerios habrían sido muy limitados. Ellos necesitaron esa experiencia para llevar adelante la tarea que Dios había planeado para ellos. Jesús dijo que no debían irse de Jerusalén antes de tener esta experiencia (ver arriba: Hch 1:4-5).
    Niilo Yli-Vainio, un famoso predicador en las décadas del 70 y del 80 también se refiere a esto. Escribió sobre el significado de ello en su propia vida:

    “Aún si se me ofrecieran todos los tesoros del mundo, y yo podría seguir siendo un creyente, pero a cambio tendría que dejar el bautismo del Espíritu Santo, ni siquiera lo pensaría. No hay nada en este mundo que podría reemplazar este regalo. Agradezco, honro y alabo a Dios por haber enviado su Espíritu Santo y por el hecho de que por su gracia yo también he recibido mi parte de Él. Tú también puedes recibir esta bendición – como un regalo.”

    http://www.jariiivanainen.net/elbautismodelespiritusanto.html

    ResponderEliminar

Comentar

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
“Cualquier hombre que piensa que es cristiano y que ha aceptado a Cristo para la justificación sin haberlo aceptado al mismo tiempo para la santificación, se halla miserablemente engañado en la experiencia misma”

Archibal A. Hodge

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------