CRISTIANISMO Y UNIVERSIDAD (2): EL HOMBRE EN LA CAJA



Por Rev. Augustus Nicodemus L.

“Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación; para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros.  Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos"(Hech 17: 26-28).

En estas palabras del apóstol Pablo a los filósofos estoicos y epicúreos del areópago de Atenas, a mediados de la década del 50 d.C., encontramos una síntesis de la visión cristiana de toda la realidad: vivimos en un mundo creado por Dios, el cual se encuentra cerca de nosotros, aunque muchos lo busquen como ciegos que tantean su camino. Es decir, vivimos en una realidad abierta.
Una de los cuadros más famosos del pintor inglés Francis Bacon es "Cabeza IV", de 1949. Controvertido y excéntrico, Bacon - no confundirlo con su homónimo, el filósofo Francis Bacon - se hizo famoso por los cuadros de figuras humanas grotescas, desfiguradas y horrendas, a veces mezcladas con animales. En opinión de Hans Rookmaaker, que fue profesor de historia del arte en la Universidad Libre de Ámsterdam, "Los cuadros de Bacon son como caricaturas de la humanidad, y no imágenes humorísticas. Son gritos de desesperación por la pérdida de los valores y de la grandeza"(Arte Moderno y la muerte de una Cultura, 1970).
Tomemos el cuadro anterior como una expresión de los sentimientos más profundos de Bacon y de su generación, que es básicamente la nuestra. ¿Qué podemos aprender del hombre en la caja? ¿De qué modo percibe la realidad?

Barth para Laicos


Por Rev. Solano Portela

El Dr. Augustus Nicodemus ha publicado artículos sobre Barth, neo-ortodoxia y su influencia en  el medio evangélico brasileño. En una conversación nuestra, en la que indiqué que yo había archivado algunos pensamientos sobre el teólogo y su rama de teología, él creyó que cabría esta inserción medio entrometida. Es una especie de “Barth for Dummies”, o "simplificando la neo-ortodoxia para el resto de nosotros," personas no iniciadas. Los puristas no deben desesperarse, pues quedan todavía uno o dos post de Nicodemus sobre el tema, que serán debidamente colocados, en secuencia, restaurando el nivel del blog.

¿Por qué el Barthianismo fue llamado Neo-Ortodoxia?



Por Rev. Augustus Nicodemus Lopes  

Karl Barth (1886-1968) ciertamente repudiaría la idea de un movimiento que llevase su nombre. El genial teólogo y pastor suizo, a pesar de estar entre los mayores teólogos de su siglo, jamás aceptaría esto. Después de todo, con el éxito rotundo de su ministerio como predicador, profesor y escritor, fue inevitable que sus ideas dieran origen a un movimiento ligado a su nombre.
 
Este movimiento teológico nacido con Barth llegó a ser más conocido como neo-ortodoxia. Hay otros nombres ligados a la neo-ortodoxia, como Emil Brunner y Richard Niebhur, pero ninguno de ellos supera el nombre del profesor de Basilea.

La Obra Literaria de Juan Calvino



Por: Dr. Alderi Souza de Matos

Uno de los mayores legados de Juan Calvino al movimiento Reformado y al mundo fue su extraordinaria producción literaria. Las obras del reformador de Ginebra impresionan no sólo por su volumen, sino por su calidad y erudición, especialmente en los campos de la Teología y de la Interpretación Bíblica. La totalidad de los escritos de Calvino llenan nada menos que 59 gruesos volúmenes de la colección conocida como Corpus Reformatorum. Los frutos de esta reflexión se encuentran divididos en seis categorías.
 
(A) La Institución: Calvino produjo en total ocho ediciones de su obra magna en latín y cinco traducciones al francés. La 1ª edición (1536) tenía sólo seis capítulos y la última (1559) totalizó ochenta. Esta edición equivale en tamaño al Antiguo Testamento sumado a los evangelios sinópticos y sigue el patrón general del Credo de los Apóstoles, teniendo como objetivo ser una guía para el estudio de las Escrituras. Se compone de cuatro libros: I. El conocimiento de Dios, el Creador; II - El Conocimiento de Dios, el Redentor; III - La manera en que recibimos la gracia de Cristo; IV. Los medios externos por los cuales Dios nos invita a la comunión con Cristo.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
“Cualquier hombre que piensa que es cristiano y que ha aceptado a Cristo para la justificación sin haberlo aceptado al mismo tiempo para la santificación, se halla miserablemente engañado en la experiencia misma”

Archibal A. Hodge

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------